05
Vie, Mar

Typography

En Buenos Aires, el sábado 7 de diciembre por la mañana, la Familia Paulina se reunió para celebrar la memoria del P. Alberione, nuestro beato Fundador. En esa fecha concurrían varios acontecimientos: el 26 de noviembre, la fiesta litúrgica del beato Alberione; el 29 de noviembre, el aniversario de la Dedicación del Santuario Basílica “Reina de los Apóstoles”; la conclusión del Mes de María y de la novena a la Inmaculada Concepción y las Vísperas del inicio del Año Mariano Nacional, en Argentina. Por eso, el encuentro se proyectó para abordar la personalidad del P. Santiago Alberione desde la perspectiva mariana de su enseñanza.
 
La jornada de encuentro se inició con la oración de un misterio del Rosario. Luego, el P. Martín Dolzani proyectó un video motivador sobre el Santuario Basílica Reina de los Apóstoles, la Cripta y la Sottocripta, destacando particularidades de la iconografía y obras de arte que dan cuenta de la mariología alberoniana. Luego, el P. Fernando Teseyra presentó una exposición sobre el significado del conjunto del Santuario centrado en el tema: “Dejarnos impactar por su fe y amor a María”. Y se detuvo en los detalles más significativos: el altar del Santuario; las representaciones en la Cripta de algunas mujeres del Antiguo Testamento, que anticiparon el apostolado de María; y el sentido del “Camino de la humanidad”,proyecto iconográfico inconcluso del Fundador en la Sottocripta. Finalmente se reflexionó en grupos.
 
La intensa jornada se concluyó con la celebración de la Eucaristía presidida por el P. Rubén D. Bergliaffa. Luego de las lecturas bíblicas se motivó para que los participantes presenten lo que cada congregación e instituto está viviendo y para que entreguen las síntesis de lo trabajado en grupos. Finalizada la misa y para despedirnos, compartimos un animado almuerzo fraterno.
 
Con este encuentro se concluyó el programa de animación espiritual y vocacional a la Familia Paulina, que los Superiores mayores habían proyectado al inicio del año, guiados por el lema: “Reaviva el don que hay en ti”.