27
Mar, Lug

Typography

Dentro del contexto del adviento, María juega un papel muy importante, pues es para todo cristiano un modelo en espera de la llegada del Mesías. Acabamos de celebrar la Solemnidad de la Inmaculada Concepción, y hoy celebramos la Solemnidad de Nuestra Señora de Guadalupe, a quien Pío X la proclamó como "Patrona de América Latina", Pío XI de todas las "Américas", Pío XII la llamó "Emperatriz de las Américas" y Juan XXIII "La Misionera Celeste del Nuevo Mundo" y "la Madre de las Américas".

Hoy América está de fiesta; y nosotros, la Familia Paulina en Venezuela, en este marco de fiesta, agradecemos a Dios por su misericordia al permitir que el 11 de diciembre de 1951 llegaran los primeros Paulinos a esta hermosa Tierra. Es por ello que el 12 de diciembre iniciamos nuestro año jubilar, en preparación para los 70 años de presencia Paulina en Venezuela; un año de gracia que queremos compartir, para orar y agradecer a Dios por todo el bien que se ha hecho en esta Región, pero, sobre todo, para pedir perdón por las incorrespondencias a las gracias recibidas para la misión.

Nuestro año jubilar coincide con el año Bíblico Paulino, que hemos iniciado el pasado 26 de noviembre. Así pues, este año jubilar estará enmarcado y animado por la escucha de la Palabra y por la difusión de la misma en los distintos apostolados de la Familia Paulina.
Junto a todos los presentes  en la celebración de apertura tambien se unieron muchos a través de nuestras redes sociales de Facebook e Instagram, son parte de esta gran Familia que nuestro padre Alberione fundó; son colaboradores en la hermosa tarea de vivir y dar al mundo a Jesús Maestro, Camino Verdad y Vida.

Pidiendo la intercesión de Nuestra Señora de Guadalupe, la Sociedad de San Pablo se llenó de jubilo y entonando el canto de entrada recibió al Excelentísimo. Mons. Aldo Giordano, Nuncio Apostólico de Su Santidad en Venezuela, quien presidió la eucaristía de apertura y una vez más se sintió oprgulloso de ser paisano del Beato Santiago alberione: “Junto con Mons. Ignazio Ceffalia, mi colaborador en la Nunciatura, agradezco al Superior Regional Padre José Torres por su invitación. Ustedes conocen mi orgullo personal porque mi casa en Piemonte, provincia de Cuneo, se encuentra a 30 kilómetros de la casa del nacimiento de su fundador el beato Santiago Alberione, in San Lorenzo de Fossano”.

En esta celebración 22 cooperadores realizaron las promesas y formalmente se unieron a la asociación de cooperadores paulinos ratificando el compromiso, de ser los brasos de la familia paulina en la tarea de vivir y dar a conocer la palabra de Dios a los hombres hoy con los medios de hoy.

Dove Siamo