09
Gio, Dic

Typography

El pasado 11 de abril de 2021, II Domingo de Pascua o Fiesta de la Divina Misericordia, se realizó la ceremonia eucarística en la cual emitió su Profesión Perpetua el Cl. Jorge Luis Forero Maldonado, quien entregó plenamente su vida al seguimiento de Jesucristo en la Sociedad de San Pablo y al servicio de la Iglesia, para vivir la espiritualidad y el carisma paulino en el anuncio de la Palabra de Dios a través de los medios de comunicación social. La Eucaristía fue presidida por el P. Danilo Antonio Medina, superior provincial, junto a un grupo de sacerdotes paulinos, juniores, familiares y amigos. La ceremonia se realizó en la capilla estudio del Centro de Medios de Unisanpablo y fue transmitida a través de las redes sociales, debido a la situación de confinamiento en la ciudad de Bogotá y otras ciudades de Colombia por el tercer pico de la pandemia del COVID-19.

Nos llena de alegría saber que en el marco de este año, en el que estamos meditando la acción de Dios en la persona de san José, protector de la Iglesia universal, modelo de fidelidad y amor a Dios, contamos con su intercesión por la perseverancia de nuestro hermano Jorge. Además, en este año bíblico de la Familia Paulina hacemos nuestro el legado de Don Alberione: “Llevar el Evangelio a todas las personas como lo hizo san Pablo”, pues la Palabra de Dios, junto a la Eucaristía, son fuente de nuestra espiritualidad, “para que la Palabra de Dios corra” en nuestra vida consagrada y seamos verdaderos heraldos del Evangelio, llevando esperanza y paz a todos desde la cultura de la comunicación y los ecosistemas digitales.

Al final de la celebración, fueron leídas las palabras de agradecimiento por parte de Diana Forero (hermana del clérigo), el saludo del superior general, P. Valdir José de Castro y las palabras de agradecimiento del Cl. Jorge Forero en gratitud a Dios, a su familia y a la Sociedad de San Pablo en el don de su vida consagrada como un apóstol de la comunicación. En este tiempo pascual recordamos con alegría la infinita misericordia de Dios con cada uno de nosotros, pues nos sentimos bienaventurados por su inmenso amor y por la vocación a la vida consagrada, como signo profético de Cristo resucitado en el mundo.

 

 

Dove Siamo